¿Necesitamos un remaster de Dark Souls?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

De qué depende

Hace ya seis años que se estrenó Dark Souls, pero su pisada sigue resonando tanto que cualquier novedad relacionada con él supone un gran anuncio. A mediados de 2016, Hidetaka Miyazaki confirmó que su estudio está en manos de tres nuevos proyectos, uno de ellos un ARPG, y podría ser que quedasen días para saber más acerca de ellos. Estos días corre el rumor de que el próximo 15 de diciembre será un día importante para Bandai Namco, entre otras cosas porque se podría anunciar el remaster de Dark Souls.

 

¿Es necesario dicho regreso? Estaríamos hablando del segundo reestreno del juego, seguido de la versión original y de Dark Souls: Prepare to Die Edition (la ampliada con el DLC), un trabajo que reduciría las probabilidades de recibir el remake de Demon’s Souls, algo mucho más lógico y necesario. Además, no hay que olvidar que hoy en día existen alternativas como DSFix más que decentes para ampliar el despliegue gráfico de la versión de PC, o que lanzarse directamente a Dark Souls III para disfrutar de la una visión más pulida y perfeccionada de sus mecánicas es una opción más que sensata. Ahora bien, la lista de pros también es larga.

 

Rememorando momentos únicos

 

Dark Souls no ha envejecido bien. La llegada de Bloodborne y DSIII le han pasado factura porque implementan un control más preciso, un sistema de colisiones más realista y un acercamiento que sube un par de revoluciones la velocidad de su fórmula. Saltar de Yarnham -o Lothric- a Lordran no es fácil; te mueves más lento, toca reaprender a pegar y las funcionalidades online son una pesadilla, aunque esto último quizás siempre lo haya sido. Sigue despuntando en cosas como el diseño de su escenario y su lore, pero mecánicamente hoy se percibe algo desfasado. ¿Cambiaría esto con un remaster? Difícil, pero es evidente que le afecta el paso del tiempo. 

 

Por otro lado, no es menos cierto que cojea gráficamente. Depender de la versión de PC y de un archivo diseñado por la comunidad para que el juego luzca bien y supere los 30 frames quizás no es lo más oportuno, aunque así sea cómo se estrenó y, en el fondo, cómo debería jugarse. Puestas las cartas sobre la mesa, la pregunta que podría decantar la balanza a uno u otro lado es la versión en la que lo recibiríamos porque, amigas y amigos, la llegada a Nintendo Switch es una posibilidad que se está barajando. Y así sería difícil decir que no.

 

Jugar en cualquier lado

 

Como amante del género y del primer Dark Souls, estoy seguro que caería rendido a una versión portátil que además llegara con mejoras visuales. Apetece revisitar Anor Londo, volver a enfrentar a nombres que han hecho grande esta saga como Artorias, Ornstein y Smough o Sif, y qué mejor manera que hacerlo con la pantalla en las manos. Quizás lo justo sería una revisión aprovechando las mecánicas actuales, pero si nos vamos a quedar con un reestreno centrado en lo técnico qué menos que llevarlo a Switch. ¿No creéis? Lo que está claro es que la llama del hype prende con ganas.

Deja un comentario