Catherine Full Body y la transexualidad en el videojuego

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

No es un recurso humorístico

Tras el tráiler de Catherine Full Body la comunidad LGTBIQ siente un poco de miedo. En esta revisión se nos ha presentado un nuevo personaje, Rin, y por Internet ya circula la posibilidad de que se trate de un personaje transexual, aunque a simple vista no se nos haya mostrado. Esto significaría que Rin es una chica con pene. Un concepto que ya debería haber quedado adaptado de forma completamente natural en la industria pero que, sin embargo, parece llegar aquí como un recurso humorístico. Y eso da mucho miedo.

Imagina que eres una persona que te identificas como mujer y tienes pene. Imagina que llevas toda la vida formando parte de un colectivo que ha sido vejado, insultado y usado como una abominación en películas, series, y hasta en videojuegos. Tú sabes perfectamente que no eres ningún chiste, pero aquellos que no forman parte de tu mismo colectivo no opinan lo mismo. Llega 2017 (de hecho, ya está a punto de terminar) y tras años y años luchando por tus derechos, te das cuenta de que no sirves para nada: sigues siendo un chiste para la industria del videojuego.

En Catherine Full Body, cuando Rin muestra sus partes íntimas, Vincent Brooks pone esa cara de horrorizado que siempre suele poner, pero la incorporación de este nuevo personaje ha llevado al público a pensar en la posibilidad de que se trate de algo completamente nuevo. Esto llevaría a Vincent a horrorizarse por haberse sentido atraído por un transexual. Y esto es un problema.

Los videojuegos deben seguir avanzando conforme lo hace la sociedad

La comunidad LGTBIQ está preocupada porque si resulta que Rin es transexual, es muy probable que el protagonista de Catherine pueda llegar a verla como un verdadero monstruo. O lo de siempre, que se hagan bromas al respecto. Así, el título, que de por sí no le hace demasiado bien a las mujeres, pasaría, además, a ser tránsfobo. En pleno 2017 y tras toda la lucha que llevamos por el respeto y la aceptación. Al final, el videojuego acaba mostrándose como una oportunidad perdida, un espacio que debería servir, precisamente, para apoyar al colectivo y realizar un acercamiento a conceptos que, quizás, para algunos sean extraños y desconocidos, pasa a ser un espacio negativo para todo ello.

En realidad, espero equivocarme. Que todo el colectivo se equivoque. Que Rin sea en realidad una chica con vagina, que Vincent se horrorice igual que se horroriza cada vez que Catherine le envía una foto sugerente. O que de verdad sea una chica con pene y Vincent se horroriza igual que se horroriza ante una chica con vagina. Que Rin no sea ni un monstruo por tener lo que tenga entre las piernas. Que no sea un chiste. Que podamos seguir avanzando hacia la igualdad, también, en el espacio del que disponemos en los videojuegos.

Deja un comentario